La hora perdida.

la-hora-perdida-portada

Momento de revisar mis horas. Y en esas, pensando en el trabajo y las publicaciones del año 2016, en lo que se gana y lo que se pierde, en la danza que es estar viva, me reencuentro con este texto sobre videntes, sobre mujeres que están entre el acá y el allá: sobre seres liminares.

Se trata de la presentación que hice en La Casa Azul Bookstore, en East Harlem, al libro de cuentos La hora perdida, de Krina Ber, autora a quien sigo con cariño y admiración, y a quien me une un lazo “que no es normal” (para leer el texto, presionen click sobre las negritas).

Esta noche marcó el comienzo de una nueva etapa en New York City. Cosas y paisajes han cambiado. Hubo pérdidas y ganancias, pero eso sí: lo que marcó aquella hora, liminar, sigue vibrando.

Ojalá el texto les guste y los anime a leer la obra completa de Ber.

En la foto de la página web me acompañan Juan Luis Landaeta y Edgar Borges.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *